Historia

ADB-def
“Los dantzaris de todas partes se han unido de cuerpo y alma en un solo grupo. Con respeto al cuerpo, distintos naturalmente, unidos bajo el yugo de amor, fortalecer las danzas y dar a conocer su riqueza entre los de casa y también entre los amigos conocidos. Esta Asociación, con la idea de propagar sus aspiraciones por todo e mundo, tenía la necesidad de desplegar sus alas, y por ello la revista que tenéis en vuestras manos, Los Dantzaris nuevos somos continuación de nuestros mayores, nueva savia del viejo roble vasco. A pesar de que con el tiempo las cosas pueden cambiar algo, las costumbres que guarda con amor el pueblo perduran por siempre. A la juventud que trabaja, nuestra bienvenida, En esta revista podrán colaborar tanto los pintores como los hombres de ciencia, así como los folkloristas. Los jóvenes que siguen danzando en los montes, junto a los caminos rurales, en los pueblos, junto a las fuentes, hacen honor a su pueblo. Debido a esta oportunidad a través de esta revista os hago un llamamiento a todos los euskaldunes”

J.M. AROZAMENA

Nos trasladamos a agosto de 1970 para encontrar el saludo que el Sr. J.M. Arozamena hace en el primer número de la Revista Dantzariak a todos los Dantzaris. Es en el mes de noviembre un año antes, el 29 de noviembre de 1969, cuando el Ministerio de la Gobernación reconoce la licitud y determinación de los fines de la Asociación de Dantzaris y Federación de grupos de danzas vascas y sus estatutos.

El 19 de junio de 1969, en San Sebastián se redactan los mencionados Estatutos de Euskal Dantzarien Biltzarra – Asociación de Dantzaris y Federación de Grupos de Danzas Vascas.

Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra se unen con el objeto de conservar y fomentar el folklore vasco y de sus danzas populares en especial; publicar el repertorio de danzas populares vascas existentes; ampliar en todas las esferas posibles, con los medios que se dispongan, con el fin de evitar que desaparezcan o degenere este aspecto artístico regional.
En definitiva una inquietud común a Euskalherria, como es conservar, recopilar y difundir nuestro folklore tenía que tener un reflejo físico, y así nace la Euskal Dantzarien Biltzarra para llevar a cabo todas estas tareas.
A través de la publicación de la revista Dantzariak, de actuaciones por todas las provincias y con el trabajo callado de un montón de personas se empieza a trabajar, poco a poco todos juntos intentando que cada uno de los Herrialdes tenga su propio espacio en la Asociación.
Araba Dantzarien Biltzarra, ha colaborado activamente, desde sus comienzos con Euskal Dantzarien Biltzarra, siendo miembro integrante de la Asociación y trabajando para que ese cumplan los fines y objetivos comunes.

Federación de Danzas Vascas de Álava